Librería Tintas VIDA Y MUERTE DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA. 1939-1985

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

VIDA Y MUERTE DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA
Título:
VIDA Y MUERTE DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA. 1939-1985
Subtítulo:
Autor:
MORAN, GREGORIO
Editorial:
AKAL, S.A., EDICIONES
Año de edición:
2016
Materia
ENSAYO
ISBN:
978-84-460-4311-9
Páginas:
1136
Encuadernación:
Otros
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
38,00 € Comprar

Sinopsis

«Cuando inicié esta historia del PCE se trataba de algo semejante a tomarle la tensión a un enfermo grave. Hoy tengo la impresión de que no es otra cosa que la autopsia de un cadáver.»Así comenzaba un libro singular que, hace justo ahora tres décadas, veía la luz en la recordada colección «Espejo de España», de Editorial Planeta. Dedicado «A los militantes anónimos que murieron por la libertad y que no tienen tumba, ni familia, ni partido que los recuerde», su autor era un antiguo comunista que había conocido el exilio en sus propias carnes. El título de aquel libro era Miseria y grandeza del Partido Comunista de España (1939-1985). Un libro hoy mítico, clave para una comprensión cabal de la historia española de los últimos tres cuartos de siglo y que ahora, en una nueva edición revisada, vuelve felizmente a las librerías.Sobre la figura del autor, el periodista ovetense Gregorio Morán (1947), maestro de periodistas y verdadero enfant terrible de la cultura y la política españolas de los últimos cuarenta años, poco cabe añadir que no sea de público dominio. Tanto desde su tribuna semanal en el diario La Vanguardia como en sus libros, que constituyen auténticos tours de force y magnos «ajustes de cuentas» -en el mejor de los sentidos- con la intelectualidad y con la historia contemporánea españolas, Morán ha revisitado una y otra vez los hitos de nuestro pasado inmediato para arrojar una luz descarnada sobre los grandes y -aparentemente- férreos e inamovibles consensos de la cultura española, ofreciendo de los mismos una imagen, si no tan favorecida como la oficial, indudablemente sí más justa.