Librería Tintas PÉRDIDA AMBIGUA. CÓMO APRENDER A VIVIR CON UN DUELO NO TERMINADO

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

PÉRDIDA AMBIGUA
Título:
PÉRDIDA AMBIGUA. CÓMO APRENDER A VIVIR CON UN DUELO NO TERMINADO
Subtítulo:
Autor:
BOSS, PAULINE
Editorial:
GEDISA, S.A., EDITORIAL
Año de edición:
2001
Materia
AUTOAYUDA
ISBN:
978-84-7432-846-2
Páginas:
144
Encuadernación:
Otros
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Colección:
Genérica
14,90 € Comprar

Sinopsis

Cuando se nos muere un ser querido, lloramos su pérdida. Nos consolamos con los ritos que acompañan su desaparición y buscamos apoyo en los que nos rodean. Pero ¿qué ocurre cuando no hay un final, cuando tal vez un miembro de la familia o un amigo esté todavía vivo y, sin embargo, ya lo hemos perdido? Cómo una madre cuyo hijo ha desaparecido en combate, o los familiares de un enfermo de Alzheimer que se enfrentan a la duda entre la pérdida definitiva y un posible retorno a casa o a la lucidez.
En este texto sensible y lleno de sabiduría, Pauline Boss explica que las personas que sufren pérdidas ambiguas oscilan entre la esperanza y la desesperación, emociones que pueden amortecer los sentimientos e impedir a las personas volver a ocuparse de sus vidas.
La autora se basa en sus investigaciones y su experiencia clínica para sugerir estrategias para suavizar el dolor y ayudar a las familias a aceptarlo. En muchas historias de personas y familias que se enfrentaron a pérdidas ambiguas se muestra cómo consiguieron superar la tristeza paralizadora. Entre los casos se incluyen también los de pérdidas dolorosas a causa de divorcios, emigración y adopción.
Con su mensaje de esperanza, este libro ofrece una buena orientación para terapeutas familiares y alivia con sus relatos a los que luchan por recuperar sus propias vidas.
«Éste es un libro hermoso. Pauline Boss ilustra con viveza las múltiples formas en que se experimenta y vive el dolor intenso de la pérdida ambigua. Ella ha enriquecido profundamente nuestra comprensión de que las relaciones humanas pueden sufrir una prolongada situación de desgarramiento, a pesar de lo cual sigue siendo posible cicatrizarlas.» -Lyman C. Wynne, M. D., Ph. D., Profesor Emérito de Psiquiatría,
Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Rochester.