Librería Tintas MUSA DE FUEGO, UNA

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

MUSA DE FUEGO, UNA
Título:
MUSA DE FUEGO, UNA
Subtítulo:
Autor:
HEILIG, HEIDI
Editorial:
PUCK (GRUPO URANO)
Año de edición:
2019
Materia
JUVENIL
ISBN:
978-84-92918-40-9
Páginas:
448
Encuadernación:
RÚSTICA
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Colección:
PUCK
17,00 € Comprar

Sinopsis

«Una musa de fuego es un libro ambicioso y extraordinario que consolida a Heilig como una de las grandes autoras de literatura juvenil y creadora de fascinantes mundos de fantasía. Entreteje una historia de rebeliones y refugiados, belleza y vulnerabilidad, arte y fealdad. Es un relato complejo y elevado, lleno de magia y dolor.»
-Melissa Albert, autora de La puerta del bosque, best seller del New York Times

«El libro está lleno de magia y peligro, dolor y amor. Su juego con las formas profundiza la verdad de la historia, y los personajes son complejos y atractivos. Me fascinó.»
-Kat Howard, autora de An Unkindness of Magicians

Jamás hay que mostrar, jamás hay que explicar.
El secreto de Jetta ha salvado a ella y su familia de la hambruna. Los ha convertido en la compañía de teatro de sombras más famosa de Chakrana. Detrás del telón, Jetta maneja a las marionetas sin varillas ni hilos.

Jamás hay que mostrar, jamás hay que explicar.
Con una gota de su sangre, Jetta es capaz de amarrar espíritus errantes a la seda, la madera y el cuero de las marionetas, y animarlas. Pero las antiguas costumbres están prohibidas. Si alguien descubre las habilidades de Jetta, ella podría terminar en la cárcel durante el resto de sus días o recibir un castigo mucho peor.

Jamás hay que mostrar, jamás hay que explicar.
A medida que crece la rebelión y aumenta la desesperanza, los poderes de Jetta son cada vez más difíciles de ocultar, en particular de Leo, un joven contrabandista de mirada atenta que tiene sus propios secretos. Cuando ambos llaman la atención del ejército y los rebeldes, puede que Jetta se vuelva la chispa que encienda la rebelión, si las llamas no la consumen a ella primero.